Tecnologías al servicio del Medio Ambiente

Tecnologías al servicio del Medio Ambiente

12 diciembre, 2018 0 Por Elb23lognet

En constante amenaza ha vivido el Medio Ambiente, y en las últimas décadas esta se ha acrecentado de tal manera que muchos organismo se han visto en la necesidad de llamar a la reflexión en torno a este tema, es justamente en ese proceso preocupación mundial, donde el protagonismo lo ha tomado la tecnología, pues ella se ha colocado al frente de batalla buscar salidas para recuperarlo.

Calentamiento global, cambio climático ha sido los temas tomados en consideración para que se comience a ver en el mundo investigaciones sobre esta problemática, así como trabajos de innovación tecnológica para reducir estos fenómenos que afectan a la humanidad.

La situación crítica del medio ambiente y sus consecuencias letales de seguir avanzando ha dado origen a alternativas interesantes para su resguardo.

De las herramientas que se están poniendo en uso en la actualidad, las mismas tienen que ver con nuevas visiones de abordar la agricultura, con la finalidad de afectar lo menos posible las condiciones del medio ambiente.

En ese sentido, se ha venido  luchando a fin de tener resultados positivos al respecto, de allí que luego de largos estudios, han encontrado, por ejemplo un tipo de arroz, el cual es resistente a las inundaciones.

Otro aporte científico que da posibilidades a la agricultura contribuir con disminuir el calentamiento global, tiene que ver con los estudios que se vienen haciendo con la finalidad de desarrollar cereales, los cuales tengan un alto nivel de resistencia a  las sequías, en diferentes momento del año.

Esto con el objetivo que precisamente tanto las inundaciones y las mismas sequías que se viven durante dos años en diferentes sectores del mundo, puedan disminuirse en un porcentaje considerable y por consiguiente prolongar la vida del medio ambiente.

Asimismo,  el aporte de la tecnología también está entrelazado con la proliferación de vehículos cuyo accionar sea producido por electricidad y no por combustible fósil, una cultura que aunque incipiente en Europa, viene tomando fuerza y ya Estados Unidos tiene algo adelantado a ese respecto.