Lo bueno y lo malo de la tecnología en casa

Lo bueno y lo malo de la tecnología en casa

14 diciembre, 2018 0 Por Elb23lognet

Sin duda uno de los lugares donde la tecnología se ha vuelto una herramienta fundamental y necesaria es en nuestros hogares, la mayoría de los elementos que en casa utilizamos tiene un alto componente tecnológico, el cual ha hecho la vida hogareña más liviana y llevadera.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que tantas cosas dependientes de la tan cómoda tecnología, no genera las ventajas que quizá pensamos, sino que produce un efecto totalmente contrario a lo que la realidad y la práctica nos muestra.

En ese sentido trataremos de dar algunos elementos, los cuales pueden determinar cuán ventajoso o no, puede ser tener la tecnología en el hogar.

Para nadie es un secreto que con la tecnología y sus constantes avances, las sociedades en el mundo han sufrido cambios estructurales en sus modos de vida. Sin embargo podemos hacer una clasificación aleatoria de las desventajas que se han producido en los últimos  años con la incrustación de la tecnología en los hogares; en ese sentido hemos visto como las personas se han vuelto cada vez más flojas.

De igual manera, son víctimas del denominado bullying virtual, y por estar al pendiente de sus dispositivos electrónicos e informáticos son víctimas de su propia distracción, pues dejan todo en manos de lo virtual olvidándose de sí mismo incluso de su entorno familiar.

Pero no todo es negativo, y aunque no se puede negar esas desventajas, también es justo  marcar algunos aspectos positivos de la tecnología en el hogar. Al respecto debemos mencionar que hoy día nuestras casas funcionan de manera inteligente, es decir donde reina de manera absoluta la tecnología.

Bajo ese panorama de casas inteligentes, podemos destacar algunas cosas positivas, tales como  mayor seguridad, pues esto se puede controlar desde los teléfonos móviles, portones que se abren con tan solo una llamada, o dispositivos que realizan los quehaceres del hogar de manera automática e incluso remota, sin supervisión.

Todo esto es positivo, sin embargo debe ser o irse asumiendo con lentitud a fin de no colapsar o abrumase con la presencia en casa de una vida al estilo de aquella caricatura de los años 60’ llamada los supersónicos, pues esa realidad, pareciera la de nuestros días.