La cama inteligente es una realidad

La cama inteligente es una realidad

16 diciembre, 2019 0 Por Elb23lognet

Todos los sectores de la vida cotidiana están siendo tomados con mucha fuerza por la tecnología, las cosas inteligentes, los autos, las casas, los móviles y las casas ahora son inteligentes es decir, cuentan con dispositivos que les permite realizar acciones de manera autónoma, sin la intervención directa de la mano del hombre, o al menos así es su pretensión.

Ese toque de autonomía,  genera un atractivo mayor y especial en aquellos quienes desean adquirir algún elemento que cuente con la inteligencia artificial, pues cada vez estamos más dependientes de la tecnología, de sus avances y de cómo ella ha llegado a nuestros hogares de manera tan efectiva. 

La aparición de la cama inteligente

Bajo este panorama de innovación de las cosas inteligentes, uno de los gigantes asiáticos de la tecnología Xiaomi, se ha aliado con otras grandes empresas para crear lo que hasta hace unos años, parecía difícil de concretar, la cama eléctrica inteligente, la cual está siendo desarrollada en conjunto con Chengdu Fun Sleep Technology, y es una realidad tangible. 

La 8HMilan, como se le conocerá a esta cama inteligente de manera comercial, ofrecerá como cualquier otra cama la mayor capacidad de descanso, lo cual no es novedad, pues es el objetivo de este tipo de muebles, la diferencia estriba no sólo en que es eléctrica, sino que además poseerá un asistente que puede ser manejado a través de la voz humana. 

Así pues, la cama que puede ser conectada a través de wifi o bluetooth,  al teléfono inteligente y este a su vez, activarla en la acción que el usuario desee realizar, en ese sentido, tiene una gran cantidad de funciones que permiten el descanso pleno de manera horizontal o reclinando dorso o piernas según sea el gusto. 

La cama tiene la propiedad de levantarse hasta 30º en la parte posterior y 60º en la superior, pero posee hasta 5 posiciones, todas con el mismo confort y objetivo, el cual no es otro que otorgar a quien le esté usando el mayor y más placentero descanso corporal, y un sueño reparador, según sea el caso.